El dolor en la artrosis

 

La artrosis provoca discapacidad, dependencia, disminución de la calidad de vida y sobre todo dolor, el síntoma que genera más sufrimiento en los pacientes. Habitualmente, es un dolor de tipo mecánico, es decir, que aparece con el movimiento de la articulación y desaparece con el reposo.

Pero la artrosis también puede ocasionar un tipo de dolor inflamatorio que persiste a pesar del reposo. Se acompaña de hinchazón, derrame del líquido sinovial, calor local e inflamación de la membrana sinovial (ver post qué es la artrosis). Asimismo, la artrosis también presenta dolor nocturno que generalmente aparece cuando nos movemos en la cama. Sin embargo, las molestias pueden reaparecer mientras nos encontramos en reposo al sufrir un empeoramiento de la enfermedad.

La artrosis es una enfermedad crónica que alterna periodos sin dolor en los que el paciente puede desarrollar una actividad diaria normal (acorde a su edad y condiciones físicas) con brotes de dolor articular. Existen diferentes tratamientos para aliviar el dolor provocado por la artrosis. Si desea conocer más información sobre ellos le invitamos a visitar nuestra categoría ‘Tratamientos

  • Compartir

  • Añadir nuevo comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

    Nuestro objetivo es favorecer una comunicación respetuosa e interesante. Para ello, recomendamos seguir las siguientes “pautas de participación”.